Paso a paso sobre cómo taladrar mármol

La belleza natural del mármol lo convierte en un material idóneo para la fabricación de encimeras, pavimentos o revestimientos para paredes. Sin embargo, a pesar de su dureza, esta piedra natural también resulta muy delicada.

¿Quieres descubrir cómo taladrar mármol sin dañarlo? ¿Qué herramientas resultan más adecuadas para perforar mármol? Te contamos todo lo que necesitas tener en cuenta a la hora de taladrar este tipo de material, paso por paso.

Perforar mármol

Características y tipos de mármol

El mármol es una roca metamórfica compacta, formada por la cristalización de rocas calizas al estar sometidas a altas presiones y temperaturas. El carbonato cálcico supone más del 90% de su composición, junto a otros minerales secundarios que le aportan sus diferentes colores y acabados, como el grafito, la mica, el talco, el cuarzo o la pirita, entre otros, o piedras preciosas como el corindón, el granate o la zirconita.

Existen infinidad de tipos de mármol: mármoles blancos como el de Calacatta, el de Carrara o el Macel español; mármoles rosa, como el Rosa Portugués, en tonos crema, como el travertino, mármoles grises, marrones, verdes, amarillos azules… Según sus acabados, también podemos encontrar mármoles uniformes, jaspeados o veteados. Conocer la dureza, resistencia y demás características propias de cada tipo es fundamental a la hora de taladrar mármol. Este material resulta delicado de trabajar, ya que puede romperse fácilmente. Por eso, además de pericia y paciencia, necesitamos contar con las herramientas adecuadas

Cómo taladrar mármol: equipo básico

Para materiales duros, como el mármol o el granito, se recomienda el uso de un taladro percutor, también conocido como rotomartillo. En estos equipos, además del movimiento de rotación de la broca, contamos con dos discos estriados que giran entre sí para añadir un movimiento de vaivén, similar al de un martillo. Gracias a ello, se consigue aumentar la capacidad de perforación del taladro, minimizando el esfuerzo necesario para taladrar incluso los materiales más duros, como agujerear un mármol. Para estas superficies, tan resistentes como delicadas, lo ideal es un martillo percutor de baja potencia con velocidades regulables.

Además, antes de ponerte manos a la obra, asegúrate de contar con el equipo de protección básico para prevenir los riesgos asociados a este tipo de tareas, como guantes y orejeras de protección y gafas de seguridad.

¿Se puede agujerear el mármol con brocas estándar?

Aunque este tipo de brocas sean muy versátiles para la mayoría de materiales de obra, las características particulares del mármol hacen que, en este caso, resulte más adecuado el uso de brocas de mampostería diamantadas o de widia. Este tipo de brocas para taladrar mármol destacan por su resistencia, pero también resultan más fáciles de romper. Su punta afilada u ovalada es idónea para no provocar fisuras en un proceso tan delicado como taladrar mármol.

Las brocas diamantadas son idóneas para tareas especialmente exigentes, como perforar mármol o granito, así como materiales porcelánicos, silestone o gres. Este tipo de brocas para taladrar mármol cuentan con una punta inferior afilada, para facilitar el centramiento del taladro.

Dentro de las brocas diamantadas podemos encontrar diferentes modelos, como las brocas diamantadas electrodepositadas, con una broca de widia interior para facilitar el centrado del taladro, las brocas macizas o las brocas diamantadas de alta velocidad. Por su parte, las brocas de widia, de punta ovalada, son una elección óptima para taladrar mármol o piedra, granito, hormigón o azulejos.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir una broca para perforar mármol? Las brocas de widia son la opción más adecuada para taladros de diámetros pequeños mientras que para diámetros mayores, será preferible usar una broca diamantada. La refrigeración también es clave para alargar la vida útil de tus brocas, por lo que en tu equipo tampoco puede faltar un pulverizador de agua.

Cómo perforar el mármol, paso a paso

Ahora que ya conoces las herramientas básicas para trabajar sobre este material, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de ponernos manos a la obra? Además de limpiar la superficie a perforar con un paño húmedo, dejándola libre de residuos o polvo, resulta muy recomendable marcar el punto exacto a taladrar.

Además de la delicadeza propia del material, el principal problema de muchas superficies de mármol, como las encimeras, es que no son totalmente lisas. Estas irregularidades podrían provocar deslizamientos indeseados de la broca, que podrían dejar marcas imposibles de reparar.  ¿Cómo agujerear mármol con seguridad en estos casos? Antes de comenzar a taladrar, los expertos recomiendan marcar el punto exacto a perforar usando un rotulador o un apuntador metálico, para garantizar una precisión máxima.

Esta marca te servirá de referencia para comenzar a rayar, profundizando hasta retirar la parte superior de la superficie. Para esta primera fase, resulta más recomendable el uso de una broca de mampostería para perforar mármol, ya que las brocas de widia, con punta ovalada, pueden dañarse más fácilmente. La punta afilada de las brocas diamantadas, sin embargo, resulta mucho más práctica para centrar la broca y evitar que se mueva. Comienza el taladro utilizando una broca de diámetro pequeño y cambia después a la broca definitiva, para agrandar el agujero sin peligro de fisuras.

Cómo taladrar mármol sin dañarlo

Cuando trabajes con este tipo de piedra natural es recomendable usar el taladro a bajas revoluciones, forzándolo lo menos posible. Si notas que necesitas aumentar demasiado la velocidad para agujerear el mármol, es posible que no estés usando un equipo con las características adecuadas para esta tarea.

La refrigeración también resulta fundamental si quieres evitar que las brocas se sobrecalienten y se desgasten en exceso. Solo necesitas pulverizar con agua el agujero más o menos cada cinco minutos para evitar este problema. De esta forma, conseguirás evitar que se acumule el calor en la punta de la broca y reducir la fricción a la que se ve sometida en este tipo de trabajos, como perforar mármol, granito u hormigón.

Acabados de calidad profesional

Si además de perforar mármol, también necesitas devolver el brillo a piezas desgastadas o reparar pequeños desperfectos, como agujeros o arañazos, también existen herramientas específicas para el desbaste y pulido de mármol, tanto para uso en húmedo como en seco: rodillos de diamante para pulido, lijas de carburo o diamantadas para desbaste, discos de fieltro y tela para abrillantar…  Consulta en tu ferretería industrial sobre las soluciones más convenientes para tu proyecto y descubre cómo lograr que las superficies de mármol vuelvan a lucir en todo su esplendor.

Si quieres obtener más información acerca de cómo perforar mármol o granito, visita Bricomania.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>