Tipos de brocas según el material a perforar

El taladro es uno de los componentes básicos de cualquier caja de herramientas, con infinidad de aplicaciones tanto para los aficionados al bricolaje doméstico como para los profesionales de las instalaciones o la construcción, entre otros muchos sectores. Perforar agujeros puede parecer una tarea sencilla, pero, si no cuentas con los tipos de brocas adecuados, puede derivar en resultados desastrosos o resultar directamente inviable.

¿Necesitas perforar porcelanato o azulejos? ¿Qué broca debes usar para taladrar piedra o acero inoxidable? A continuación, te contamos cómo elegir los tipos de brocas más adecuados según el material a perforar, ¡para que siempre consigas un resultado perfecto!

Tipos de brocas

Tipos de taladros y aplicaciones 

Antes de sumergirnos en el mundo de las brocas, conozcamos un poco más la herramienta con la que vamos a utilizarlas. Existen muchos tipos de taladros, desde los más básicos, como la barrena o el berbiquí, a los taladros percutores de uso profesional. En el ámbito doméstico, el taladro más habitual es el taladro eléctrico, con cable o de batería. Si necesitamos trabajar con espesores muy gruesos o materiales muy duros, como la piedra o el hormigón, lo más recomendable es usar un taladro percutor, más potente que el anterior.

Para materiales frágiles, como el vidrio o el porcelánico, el tipo de taladro más adecuado es un taladro de columna, compuesto de un taladro estacionario con movimiento vertical y una mesa para sujetar el objeto a perforar y garantizar una máxima precisión.

Tipos de brocas para hormigón y materiales de obra

Taladrar muros y paredes es una de las tareas más frecuentes en cualquier reforma. Para ello, existen varias opciones. La primera son las brocas estándar, laminadas o fresadas, que incluyen en su extremo una placa de carburo de tungsteno, también conocido como widia, especialmente resistente. Las brocas laminadas son aptas para casi cualquier material de obra (ladrillo, cemento, uralita, yeso, etc.), mientras que las fresadas también son capaces de taladrar granito, mármol u hormigón.  También existen brocas específicas para hormigón, de calidad superior para aumentar su resistencia y capacidad de perforación.

¿Quieres renovar tus suelos y buscas un tipo de broca para taladrar mármol? En este caso, también hay varias alternativas. Las brocas diamantadas o de widia de máxima calidad son las adecuadas, como también lo son las brocas para piedra. A la hora de perforar, evita taladrar cerca de los bordes o fisuras, ya que estas superficies pueden desconcharse y rajarse fácilmente. Además de las brocas estándar de albañilería, en estos casos también puedes optar por brocas universales o multiusos, destacadas por su versatilidad. Estas brocas son válidas tanto para materiales blandos, como madera o plástico, como para piedra o materiales cerámicos. Las de mayor calidad también son una excelente elección para trabajos delicados, como perforar piedra de cuarzo, mármol o azulejos.

Brocas para madera

Este tipo de brocas están fabricadas en cromo vanadio y en general, se aconseja su uso sin percusión. Las más comunes son las brocas de tres puntas, con una punta central afilada que permite centrar la broca y dos puntas laterales que perforan el orificio, ideal tanto para todo tipo de maderas y derivados, como contrachapados y aglomerados. También existen brocas planas o de pala, indicadas para orificios grandes, o largas, con filo endurecido y forma de espiral, para taladros muy profundos.

Tipos de brocas para metal 

Fabricadas en acero rápido (HSS), estas brocas son capaces de perforar sin problemas todo tipo de metales, así como materiales como el plástico o la madera, si no precisamos una gran precisión. Taladrar el metal es un trabajo que produce una fricción considerable, por lo que, en general, se recomienda trabajar a bajas revoluciones y refrigerar la broca con aceite mineral o un refrigerante específico para este material.

Dependiendo de la aleación y su proceso de fabricación, podemos diferenciar entre dos grandes tipos de brocas para metal: las brocas HSS laminadas, más económicas, pero menos precisas y duraderas, y las HSS rectificadas, de mayor calidad y con una vida útil más larga, ideales para metales semiduros, como el aluminio, el cobre o el latón. Dentro de esta segunda categoría, cabe reseñar las brocas HSS de titanio rectificadas, destacadas por su gran durabilidad y precisión con todo tipo de metales, incluso con materiales difíciles de trabajar, como el acero inoxidable, y las brocas HSS de cobalto rectificadas, las de mayor calidad, capaces de trabajar con altas velocidades de corte sin necesidad de refrigeración, permitiendo taladrar acero inoxidable o metales muy duros.

Brocas para vidrio, cerámica y porcelanato

Trabajar con materiales como el vidrio, la porcelana, la cerámica o los azulejos pueden representar todo un reto para los aficionados al bricolaje, ya que su superficie puede dañarse fácilmente. El taladro debe usarse a bajas revoluciones, prestando especial atención a la refrigeración de la broca. Los taladros de columna o, en su defecto, el uso de un soporte vertical, también resultan muy recomendables para perforar este tipo de materiales. En cuanto a los tipos de brocas, en el caso del vidrio existen brocas específicas para este material, con punta de carburo de silicio o de tungsteno, en forma de lanza, para facilitar la perforación.

Y si estás pensando en reformar tu baño o tu cocina, ¿qué broca usar para azulejos o baldosas? La principal dificultad de perforar porcelanato o materiales cerámicos es su superficie resbaladiza. Lo ideal para estos trabajos es usar una broca con punta de diamante para hacer el agujero en la loseta. Para evitar movimientos indeseados de la broca, resulta muy útil marcar primero el punto a perforar con un punzón o granete. Después, podemos cambiar la broca, para que no se desgaste, y terminar el taladro con una broca para ladrillo u hormigón. En el caso del gres, un material extremadamente duro, necesitarás una broca de alta calidad y un martillo percutor, aunque esta función solo debe activarse una vez iniciado el taladro.

Como ves, existe una broca adecuada para cada trabajo, desde los más sencillos a las tareas más exigentes. ¿Tienes dudas sobre las medidas de brocas para concreto que necesitas? ¿Buscas brocas para madera para trabajos de ensamblaje o brocas fresa para bisagras de cazoleta? Si necesitas ayuda, no dudes en solicitar asesoramiento profesional en tu ferretería industrial de confianza sobre las características y usos recomendados de los diferentes tipos de brocas disponibles actualmente en el mercado, para encontrar la solución más adecuada a tus exigencias particulares.

Si quieres saber más acerca de los diferentes tipos de brocas y cómo distinguirlas, en elDiario.es encontrarás más información.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>