3 tipos de pegamento para mármol y granito

¿Te gustaría saber cómo devolverle su antiguo esplendor a tus suelos de mármol? ¿Necesitas reparar una encimera de granito? A pesar de su resistencia, el uso intensivo puede dañar estos materiales, provocando la aparición de pequeñas grietas o arañazos que pueden deslucir su aspecto. La masilla y el pegamento para mármol o granito son dos productos básicos para la reparación de estos elementos, con interesantes prestaciones tanto para reformas domésticas como para profesionales de la albañilería.

A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber  sobre estos adhesivos, capaces de hacer que las superficies de mármol y granito puedan volver a brillar como el primer día.

Mármol blanco

Elementos de mármol y granito en el hogar

El mármol es uno de los reyes de los pavimentos y revestimientos interiores, considerado sinónimo de lujo y calidad. A pesar de su durabilidad, la porosidad del mármol también hace que sea un material delicado, sensible a la exposición prolongada al calor o la humedad, así como a la acción de productos químicos y abrasivos. El granito resulta más resistente, por lo que su uso resulta habitual para la fabricación de encimeras de baños y cocinas, pero, al estar sometido a un uso intensivo, también puede dañarse y perder su brillo.

La masilla y el pegamento para piedra de granito y mármol son productos muy utilizados por marmolistas, albañiles y otros muchos profesionales relacionados con las reformas y el interiorismo. Estos adhesivos para mármol y granito permiten reparar las superficies fabricadas en estos materiales de forma rápida y sencilla, aunque, para sacarles el máximo rendimiento, es importante tener en cuenta algunos sencillas claves, como la orientación de la superficie de trabajo -vertical u horizontal-, su ubicación -interior o exterior-, o el tipo de acabado de los materiales en cuestión.

Tipos de pegamento para mármol y granito

¿Qué tipos de pegamentos para mármol o granito resultan más adecuados en cada caso? En función de los factores anteriores, podemos diferenciar tres grandes categorías de adhesivos, cuyas características principales analizamos a continuación:

  • Pegamentos para mármol y granito líquidos transparentes

Si necesitas sustituir piezas completas o vas a trabajar sobre una superficie plana y horizontal, lo más recomendable es optar por un pegamento para granito o mármol en formato líquido. El catálogo de este tipo de adhesivos es muy diverso, desde los pegamentos líquidos transparentes a los coloreados, de los que hablaremos más adelante. Respecto a su composición, los pegamentos para mármol y granito más habituales son los formulados a base de resinas de poliéster o epoxi.

Estos productos destacan por su alta fuerza de adherencia, que los hace aptos incluso para los trabajos más exigentes. Tanto los pegamentos como las masillas para mármol y granito son fluidos tixotrópicos, caracterizados por modificar su viscosidad al someterse a esfuerzos de cizalla. A diferencia de los fluidos pseudoplásticos, que disminuyen su viscosidad al aumentar la velocidad de corte, en los fluidos tixotrópicos la velocidad de corte es constante, lo que permite una aplicación uniforme y sin goteos.

Inicialmente, este pegamento se encuentra en formato líquido. Para aplicarlo, debe mezclarse con un catalizador, que transformará su estado original y lo hará endurecerse. Muchos pegamentos para mármol y granito también incluyen componentes secantes, para facilitar el trabajo permitiendo un secado más rápido.

  • Adhesivos para mármol y granito coloreados

Aunque los pegamentos transparentes resultan extraordinariamente versátiles para todo tipo de trabajos, dentro del catálogo actual de adhesivos de ferreterías especializadas como Insemac también encontrarás pegamentos y masillas para reparar granito y mármol coloreados, con una gama de tonos concebidos para ajustarse a los diferentes acabados de estas piedras naturales.

La enorme variedad de colores y acabados del mármol y granito, que constituye, sin duda, uno de sus grandes atractivos, depende de su composición. En el caso del granito, está compuesto básicamente por cuarzo, feldespato alcalino, mica y plagioclasa, además de otros diferentes minerales, como la moscovita, la biotita o el anfíbol. Su color puede variar desde el gris hasta el amarillo o el rojo.

Por su parte, el mármol está compuesto principalmente por carbonato cálcico, que supone alrededor de un 90% de esta piedra natural. Además de la calcita, también podemos encontrar minerales secundarios como el grafito, el cuarzo, la mica, la pirita o la clorita, así como piedras preciosas como la zirconita, el granate o el corindón. La presencia y proporción de estos minerales secundarios es la responsable de sus diferentes colores y acabados jaspeados o veteados. El mármol blanco de Carrara, Calacatta o  Macael son algunos de los más conocidos, pero también existen mármoles negros, rosados, en tonos cremas o marrones, verdes o amarillos.

Fabricantes como Sprint o Star, por ejemplo, cuentan con masilla para mármol travertino, en tono marfil, negras o blancas, concebidas para integrarse a la perfección con los acabados más comunes de estas superficies. ¿Y si la piedra sobre la que necesitas trabajar tiene un tono rojizo o azulado? En estos casos, otra opción con muy buenos resultados en cuanto a acabados son las masillas para reparar granito y mármol en tono neutro.

  • Masilla para mármol y granito

Este tipo de adhesivos para mármol y granito son otros productos básicos para reparar este tipo de superficies, muy útiles para disimular pequeños agujeros, grietas y arañazos y devolverles su aspecto original. Mientras el pegamento líquido está recomendado para superficies horizontales, la masilla para reparar granito y mármol está indicada para trabajar sobre paredes y superficies verticales. Gracias a su formulación, estos adhesivos pueden moldearse fácilmente, por lo que, además de pegar piezas completas, también resultan muy útiles para rellenar agujeros y cubrir pequeños desperfectos o irregularidades.

Al igual que los pegamentos para mármol y granito en formato líquido, estas masillas se aplican muy fácilmente, después de mezclarse con un catalizador, que le otorga un alto poder de adherencia, y se secan rápidamente. Además, como hemos comentado en el epígrafe anterior, la masilla para mármol y granito está disponible en diferentes colores, para ajustarse a las diferentes tonalidades de estas piedras naturales, consiguiendo un resultado prácticamente invisible. También puedes encontrar masillas específicas para revestimientos de chimeneas o encimeras de cocinas, capaces de resistir la exposición a temperaturas elevadas o humedad prolongadas.

Como ves, existen soluciones adaptadas a todo clase de trabajos, con las que no necesitarás las habilidades de un profesional para poner a punto cualquier tipo de superficie de mármol y granito, desde suelos o paredes a encimeras de cocinas o baños. Ahora, ¡solo queda ponerse manos a la obra!

 

Si quieres conocer consejos de cómo trabajar el mármol, en Noticias Vigo, podrás saber más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>