¿Cómo pulir mármol? Productos y consejos para el pulido de mármol

Usado desde la Edad Antigua, el mármol sigue representando hoy un sinónimo de calidad y una apuesta segura cuando buscamos unos acabados de lujo. Esta roca metamórfica cuenta con una belleza natural inimitable, si bien también resulta más delicada y difícil de mantener que los suelos sintéticos. ¿Quieres descubrir cómo hacer que tus suelos de mármol vuelvan a brillar en todo su esplendor?

La limpieza, el abrillantado y el pulido de mármol son procesos básicos para el mantenimiento de este tipo de suelos. A continuación, te contamos todo que debes saber para cuidar estas superficies y disfrutar de su brillo natural, ¡durante muchos años!

Cómo pulir mármol, paso a paso

¿El brillo de tus suelos de mármol se ha apagado con el tiempo? La porosidad de esta piedra natural permite la entrada de polvo, grasa y suciedad, que van acumulándose poco a poco desluciendo su aspecto. En las viviendas, además, el mármol suele ser un material habitual en zonas de uso intensivo, como el baño o la cocina, con una alta exposición a la humedad, o espacios tan transitados como pasillos o salones.

A pesar de su dureza, el uso continuado puede dañar las superficies de mármol, provocando la aparición de arañazos y pequeñas grietas. El pulido de mármol es el procedimiento más eficaz para reparar estos pequeños desperfectos y devolverles su brillo y belleza original, pero, ¿qué productos resultan más adecuados para pulir suelos de mármol? ¿Cuál es el proceso a seguir? ¡Toma nota de estas sencillas claves y descubre como lograr unos resultados óptimos!

1.     Limpieza a fondo

Previamente al pulido del mármol, es necesario limpiar a fondo las superficies a tratar para dejarlas libres de grasa y suciedad. Tradicionalmente, estos suelos se limpiaban a mano con una mezcla de agua y vinagre. El vinagre resulta muy efectivo para desinfectar este tipo de pavimentos y reavivar su brillo, sin dañarlos. Actualmente, también puedes encontrar en el mercado productos específicos para la limpieza de suelos de mármol, con vinagre como principal ingrediente activo. Una vez limpia, los expertos recomiendan secar la superficie con un trapo de algodón.

Si tus suelos están muy dañados, antes de proceder al pulido del mármol quizá sea necesario usar un producto sellador, para reparar grietas o desperfectos profundos. Antes de aplicar el sellador debemos proteger con cinta adhesiva o de carrocero las superficies contiguas, como zócalos de madera o acero, para que no entren en contacto con el producto. Después, solo necesitamos aplicarlo y dejarlo curar durante aproximadamente ocho horas, antes de pasar a la fase de pulido.

2.                 Eliminar manchas e imperfecciones

¿Han aparecido manchas en los suelos de tu baño o tu cocina que no puedes eliminar? ¿Te gustaría saber cómo pulir mármol para decirles adiós para siempre? El uso de ácidos demasiado agresivos podría dañar tus suelos de forma irreparable, por lo que los expertos recomiendan utilizar siempre productos para pulir mármol formulados específicamente para este material. Las lijas para pulir mármol están fabricadas con abrasivos capaces de abrir sus poros y eliminar suciedad e imperfecciones, alisándolas de nuevo.

Este proceso de alisado resulta clave para obtener un buen resultado final, ya que los productos de abrillantado, empleados en la tercera y última fase del pulido, no resultarán eficaces si se emplean sobre una superficie irregular o desnivelada.

3.                 Abrillantado final

Durante el proceso anterior, el mármol pierde grosor y su primera capa adquiere un aspecto mate. Por eso, después del pulido del mármol es necesario proceder a su abrillantado.  El bicarbonato o el limón son algunos de los productos naturales usados tradicionalmente para abrillantar y recuperar el color de los suelos de mármol. Actualmente, también contamos con pátinas o ceras específicas para este proceso. Estos productos de abrillantado suelen tener una base aceitosa, que nutre la superficie.

Respecto al formato, pueden presentarse tanto en forma de cera líquida como en aerosol, muy sencillos de aplicar. Los líquidos para pulir mármol cristalizan la superficie, devolviéndola su brillo natural y ofreciendo una protección adicional, para prolongar sus efectos y hacer que tus suelos luzcan tan bonitos como el primer día.

Equipos y productos para pulir mármol

Si la superficie a tratar es grande, contar con una máquina pulidora de mármol te facilitará mucho la tarea, además de garantizarte un resultado impecable. Estos equipos resultan muy versátiles y ofrecen interesantes ventajas respecto al procedimiento manual, como su mayor rapidez y comodidad. Existe una amplia gama de pulidoras de mármol, desde las más sencillas, ideales para el ámbito doméstico, hasta equipos de altas prestaciones, orientadas a un uso profesional. Si estás pensando en hacerte con una de estas prácticas máquinas pulidoras de mármol, el peso, la potencia o la velocidad son algunas de las principales claves a tener en cuenta para escoger el modelo más adecuado, según tus necesidades.

¿Cómo pulir mármol con estos equipos? Las máquinas pulidoras utilizan discos abrasivos para lijar y alisar las superficies dañadas, logrando que los suelos de mármol antiguos, apagados o dañados, vuelvan de nuevo a la vida. Las lijas diamantadas son una de las opciones más populares para el pulido de suelos de mármol dentro del mercado actual. Estas lijas para pulir cuentan con un soporte velcro, con diferentes diámetros, grosores y niveles de abrasión para adaptarse a las necesidades de suelos de diferentes materiales, desde el mármol o el granito al cemento, el terrazo o el gres porcelánico.

Si necesitas trabajar en seco, el papel abrasivo de carburo de silicio también representa una fantástica alternativa. Asimismo, existen kits de pulir mármol con rodillos de diamante, capaces de trabajar tanto en seco como en húmedo. Muchos kits de pulir mármol incluyen tanto lijas para pulir como para abrillantar, más suaves y delicadas. Las lijas para pulir de lana de acero, sin embargo, no son aconsejables para el pulido de suelos de mármol, ya que resultan demasiado agresivas y podrían dañar tus suelos.

Como ves, siguiendo estos sencillos consejos, ¡el pulido del mármol ya no tiene secretos! Con un mantenimiento periódico y una limpieza regular, conseguirás mantener tus suelos de mármol siempre en perfecto estado de revista. Si estás pensando en comprar una máquina para pulir mármol o tienes dudas sobre las lijas para pulir más convenientes, no dudes en solicitar asesoramiento en tu ferretería industrial sobre las soluciones más adecuadas para tus necesidades particulares. Después, ¡solo queda ponerse manos a la obra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>